LOS ARRIENDOS DE VIVIENDA URBANA AUMENTARÁN 3,66%... FEDELONJAS

LOS ARRIENDOS DE VIVIENDA URBANA AUMENTARÁN 3,66%

FEDELONJAS

El canon de los contratos de arrendamiento de vivienda urbana podrá incrementarse hasta en 3,66 % durante 2015, porcentaje este que corresponde al aumento del Índice de Precios al Consumidor registrado por el Dane en el 2014.

Así lo precisó el presidente Ejecutivo de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz, FEDELONJAS, Cesar Augusto Llano Zambrano, quien explicó que el incremento está regido por el artículo 20 de la Ley 820 de 2003, pero que existen algunas salvedades. 

Si bien esta es la norma general, el directivo gremial precisó que “el canon resultante no podrá ser superior al 1% del valor comercial del inmueble. Para efectos de la Ley el valor comercial de referencia no deberá exceder dos veces el valor del avalúo catastral del inmueble arrendado”.

De los 13.584.950 hogares que se estiman tendrá Colombia en el 2015, el 36,8% de estos vivirán en arriendo lo que corresponden a 4.866.029, y son estos hogares los que a partir de la fecha de la renovación de su contrato de arrendamiento deberán asumir el ajuste previsto por la Ley para este año. 

Para los contratos vigentes antes de la promulgación de la Ley 820, el incremento será del 3% que corresponde a la meta de inflación fijada por el Banco de la República de acuerdo con el artículo 7 de la Ley 244 de 1995.

Llano Zambrano dijo que para hacer efectivo los respectivos incrementos, los arrendatarios deberán ser notificados por escrito por parte del arrendador previo al inicio de la prórroga del contrato o en su defecto al empezar un nuevo período pues los reajustes en los costos de alquiler de vivienda urbana se realizan cada 12 meses.

FEDELONJAS Subraya que este es uno de los mejores momentos para vivir en arriendo máxime si la meta del hogar es una vivienda propia, al respecto anota el directivo gremial que durante los últimos años el incremento del salario mínimo ha estado en promedio por encima de un punto del IPC y como consecuencia de ello el incremento de los cánones de arrendamiento al ingreso de los hogares, este fenómeno ha permitido que los hogares tengan una mayor capacidad de ahorro, la cual se ha incrementado en los últimos tres años a más del 3%, esta coyuntura favorable permitirá que el tiempo de ahorro de la cuota inicial sea menor para los hogares con ingresos medios y bajos.

El momento que vive la economía colombiana no solo es favorable para los hogares que se apalancan en la vivienda en arriendo para comprar una solución propia, también para aquellos hogares que tienen a un mayor número de opciones de inversión dado que hoy en día en ciudades como Bogotá el costo de los inmuebles, el valor bajo de los cánones y una menor expectativa de valorización hacen que la vivienda se constituya en una opción económica.

El potencial del mercado de la vivienda en arriendo se extiende más allá de los cuatro millones ochocientos mil hogares que actualmente viven en arriendo ya que se estima que el 2015 adicionalmente cerca del 15,1% de los hogares que corresponde a 1.985.347 vivirán en soluciones de vivienda compartida o en usufructo, hogares que muchos de los casos viven en condiciones difíciles, es en este segmento que se encuentra el mercado potencial para ejecutar programas de vivienda en arriendo en desarrollo de los estímulos que contempla el artículo 41 de Ley 820 del 2003.

Para encadenar las diversas acciones que en materia de vivienda adoptó dicha Ley y promover la gestación de importantes complejos de vivienda destinados al arriendo, El Gobierno ha manifestado su interés de implementar un procedimiento abreviado para la restitución de los inmuebles cuando el arrendatario no pague, así como de un sistema de vigilancia y control articulado entre el Gobierno Nacional y los entes locales que asegure un mercado equilibrado tanto para arrendadores como arrendatarios.

Conviene subrayar que aún bajo las condiciones actuales en algunas ciudades en las cuales el crecimiento de los precios de la vivienda comienza a presentar una menor rata acercándose a promedios acordes con el crecimiento económico como es el caso de Bogotá, invertir para arrendar se convertirá en una atractiva opción, alejada de los conflictos y caos que en muchos casos genera la relación contractual con el arrendatario dado que esta puede ser delegada a profesionales inmobiliarios que se destacan a nivel internacional por la calidad y eficiencia del servicio, vale la pena anotar que la administración va más allá del recaudo de los cánones de arrendamiento, e incorpora una serie de servicios que van desde el manejo de la relación con el arrendatario, la representación del propietario ante las tediosas Asambleas de copropietarios, pasando por el mantenimiento del inmueble hasta el pago de todas las obligaciones fiscales y pecuniarias inherentes al bien, entre muchas otras actividades que el administrador realiza a nombre del inversionista o propietario del inmueble.

Por ultimo es necesario mencionar que de los cuatro millones ochocientos mil contratos de arrendamiento se estima que solo entre el 20% al 30% se realizan por escrito, y de esos cerca de 300.000 son administrados por una empresa inmobiliaria, de los cuales aproximadamente unos 200.000 cuentan con coberturas diferentes a la personal tales como fianzas y seguros de arriendo que garantizan el riesgo pago por parte de los arrendatarios.

 

Comunicado de Prensa. FEDELONJAS

Copyright © 2015 Lonja de Propiedad Raiz de Cali y Valle del Cauca, All rights reserved.